Sello Vivir La Integración | ACNUR
14869
home,page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-14869,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-13.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
¿Quieres participar del Sello “Vivir la integración”    

Sello Vivir la Integración

El Sello “Vivir la Integración” es la certificación oficial que el ACNUR COSTA RICA otorga a aquellas empresas, organizaciones e instituciones que demuestren su compromiso con las personas refugiadas y solicitantes de la condición de refugio en Costa Rica. Las organizaciones postulantes al Sello conocen y valoran los aportes de las personas refugiadas a la economía y diversidad cultural de Costa Rica.  Estas organizaciones promueven la integración plena de las personas refugiadas a través de la defensa de sus derechos y con su ejemplo sensibilizan su entorno para crear un país cada vez más inclusivo y solidario con todos aquellos que escogen iniciar una nueva vida en nuestro país.
El Sello Vivir la Integración es el único instrumento en su estilo que combina elementos de calidad y trazabilidad con derechos humanos. Su implementación ha sido reconocida a nivel regional como una buena práctica y modelo a seguir por países de renta media con población refugiada urbana.

El sello se otorga en las categorías:

 

Sector Privado

 

Gobiernos Locales

 

Sociedad Civil

 

Sector público

 

Academia

El sello Vivir la Integración fue declarado de Interés Público por el Poder Ejecutivo.

Beneficios

Todas las organizaciones que se postulan para obtener el Sello Vivir la Integración se benefician del aporte de personas refugiadas y solicitantes en sus entornos laborales, políticos, académicos y sociales. Cada una de estas organizaciones reconoce que las personas refugiadas aportan su conocimiento, talento y ganas de seguir adelante en el quehacer diario de sus organizaciones, lo que frecuentemente resulta en mayor productividad, organizaciones más motivadas, culturalmente diversas e inclusivas, con mejor ambiente laboral y mayor reconocimiento social dentro de sus sectores.
Además, las organizaciones certificadas con el Sello Vivir la Integración serán reconocidas como socialmente responsables y podrán brindar toda la información en sus páginas web, materiales impresos y posicionar su marca al lado del logo del ACNUR, la mayor agencia de ayuda humanitaria en el mundo, a lo largo de todo el período que comprende la certificación (1 año).
Las organizaciones certificadas podrán ampliar su exposición participando en foros nacionales e internacionales organizados por el Gobierno de Costa Rica, el ACNUR o sus agencias socias, en los que expondrán sus acciones afirmativas en beneficio de la población refugiada como buenas prácticas.

Sector privado

El sector privado como generador de empleo y oportunidades para el desarrollo tiene un rol fundamental en la facilitación del proceso de integración socioeconómica de las personas refugiadas. Su compromiso con estas personas busca atender las necesidades sociales, económicas y psicológicas, no solamente con la disposición de oferta laboral justa, sino con programas de sensibilización sobre las implicaciones de ser refugiado.
Bajo esquemas de Responsabilidad Social Empresarial, la organización proyecta en el entorno en el que se desenvuelve, los resultados de sus programas, facilitando la incorporación de los refugiados en una sociedad sensibilizada con sus situaciones, y que acepte y reconozca todos sus derechos, y valore sus capacidades y aportes al desarrollo del país.

 

 

 

Gobiernos locales

Los gobiernos locales como promotores del desarrollo local son un pilar fundamental en la integración de personas refugiadas y solicitantes de la condición de refugiado en sus respectivas comunidades.
El compromiso de los gobiernos locales con las personas de interés del ACNUR incluye la creación y orientación de políticas públicas de aplicación local en su favor, el fomento de la inclusión laboral, oportunidades de capacitación y apoyo a emprendimientos de refugiados.  Además, la creación de alianzas público-privadas que permitan el acceso a servicios y el efectivo ejercicio de sus derechos.
Los gobiernos locales tienen también la posibilidad de movilizar y articular acciones conjuntas con las fuerzas vivas de la comunidad en favor de las personas refugiadas y solicitantes.  Los esfuerzos pueden estar orientados a mejorar el conocimiento de la comunidad sobre las implicaciones de ser una persona refugiada, eliminar el rechazo en ventilla en aquellos servicios públicos y privados que se ofrecen en la comunidad y/o promover acciones orientadas a mejorar la convivencia pacífica entre los vecinos. La promoción de comunidades más inclusivas y culturalmente diversas son valoradas de manera positiva dentro de la certificación Vivir la Integración.
Los gobiernos locales proyectarán en el entorno en el que se desenvuelven, los resultados de sus programas como buenas prácticas y modelos a seguir con el objetivo de promover la incorporación de otros gobiernos locales. Programas mancomunados entre dos o más gobiernos locales serán valorados de manera positiva en la entrega del Sello Vivir la Integración.

 


 

Academia

La Academia como espacio generador de conocimiento, de vinculación social y articuladora de la docencia, cumple un rol fundamental en la integración de las personas refugiadas y solicitantes a la dinámica económica, social y cultural del país. Las instituciones académicas postulantes al Sello Vivir la Integración promueven la creación de nuevo conocimiento sobre la situación de las personas refugiadas en Costa Rica, nos permite conocer en mayor detalles cuáles son sus necesidades sociales, culturales, económicas y psicológicas.  Además, analiza las variables que determinan su integración y confrontan a la sociedad en pleno con las preguntas claves sobre el tema.
El conocimiento creado desde la Academia permite formular políticas públicas mejor informadas y fundamentadas en evidencias, promueve la creación de proyectos de acción social que vincule de manera positiva a las personas refugiadas con la población estudiantil, las comunidades educativas y a la sociedad en general. El trabajo de la Academia contrarresta los discursos xenófobos y racistas al proporcionar datos basados en estudios científicos y no en percepciones.  Mientras que la docencia promueve la sensibilización del estudiantado sobre las particularidades y vulnerabilidades que implica la condición de personas refugiada, así como la estricta observación de todos sus derechos según la normativa internacional adoptada por Costa Rica.
La presencia de la Academia en foros nacionales e internacionales visibiliza el papel de Costa Rica en el mundo como país respetuoso de los derechos humanos, su decido aporte al derecho internacional y su larga tradición de acogida a las personas que buscan refugio dentro de sus fronteras.

Sociedad Civil

Esta certificación tiene como objetivo identificar y reconocer la labor de las organizaciones de la sociedad civil en el reconocimiento, la protección y la promoción de los derechos humanos de la población refugiada en Costa Rica.
Las organizaciones no gubernamentales y de la sociedad civil son fundamentales para la generación de oportunidades para el desarrollo e integración de las personas refugiadas. Su oportuno accionar ofrece más y mejores opciones de atención a las necesidades no abordadas de las personas refugiadas y solicitantes de la condición de refugiado.
Las organizaciones no gubernamentales que se postulen para el Sello Vivir la Integración tendrán acciones concretas de atención a las necesidades básicas de las personas refugiadas, lideran esfuerzos de control e incidencia política en favor de las personas de interés, promoverán campañas para  eliminar los discursos de xenofobia y racismo, tomarán acciones concretas orientadas a asegurar el debido acceso a servicios y garantizar el ejercicio de los derechos y deberes de las personas refugiadas.
Otras acciones posibles son la facilitación del proceso de integración socioeconómica de las personas refugiadas; procesos articulados entre distintos sectores productivos y la sociedad misma, la búsqueda de nuevas opciones para la atención de necesidades no abordadas y la generación de espacios para la integración de las personas refugiadas.
Las organizaciones proyectarán en el entorno en el que se desenvuelven, los resultados de sus programas, facilitando la incorporación de los refugiados en una sociedad sensibilizada con sus situaciones, y que acepte y reconozca todos sus derechos, sus capacidades y sus aportes al desarrollo del país con el objetivo de atraer a otras organizaciones del sector a trabajar en favor de la población de interés.

 


 

Sector público

Las instituciones gubernamentales y autónomas del Estado costarricense son las principales responsables de articular los compromisos de protección e integración asumidos por el país a través de los instrumentos jurídicos internacionales.  En ellas se centra la capacidad ejecutora de la normativa vigente y la voluntad política para la creación de política pública en favor de la población refugiada y solicitante de la condición de refugiado en Costa Rica.
El accionar de las instituciones públicas cubre el espectro completo de acciones posibles para la protección e integración de las personas de interés y tiene el mayor alcance posible. Las instituciones del sector público que opten por la certificación del Sello Vivir la Integración son aquellas instituciones que han realizado una labor de un impacto considerable en la vida de las personas refugiadas más allá de su función regular.
Algunas de las acciones a considerar son, trabajo de incidencia política desde sus propias instituciones o hacía otras instituciones del sector público, en favor de las personas refugiadas; la creación de asociaciones público-privadas que permitan extender la oferta programática del Estado, la flexibilización de procedimientos administrativos dentro del sector público para la inclusión de personas refugiadas en los servicios que brinda el Estado, facilitación de procesos de inclusión e intermediación laboral para personas de interés, articulación intersectorial, campañas de sensibilización sobre la condición de las personas refugiadas dentro del sector público y/o dirigidas a la sociedad en general, acciones para incentivar la cooperación internacional en temas relacionados con refugiados, acuerdos nacionales e internacionales que amplíe las posibilidades de acción del sector público en favor de las personas de interés, campañas y acciones afirmativas orientadas a la convivencia pacífica en el país
El sector público será el promotor de políticas públicas y programas de articulación que faciliten a las personas refugiadas su integración en sociedad, al mismo tiempo que se sensibilizará a la sociedad costarricense respecto a las condiciones que les afectan y los aporte reales que pueden brindar a la sociedad.